La elegancia de ir bien planchado

talll

La elegancia de ir bien planchado

planchadas1

Aunque es una de las tareas más ingratas, difícil (sino prueben a planchar una camisa de algodón bien arrugada) y aburrida, en cualquier momento nos surge la necesidad de tener que plancharnos alguna prenda. Vamos a dar algunos consejos sobre cómo planchar los tejidos.

1. Seda y tejidos con seda.

La plancha debe estar templada (tirando a tibia), y se planchan con una rápida pasada de plancha, pudiendo utilizar algo de vapor. Se planchan del revés para evitar brillos.

2.- Lana, Cashmere (cachemir), Alpaca, Mohair, Camel y tejidos similares.

La plancha debe estar caliente, se puede dar más de una pasada rápida, y se puede utilizar algo de vapor.

3. Algodón, Lino y tejidos similares.

La plancha debe estar caliente (puede estar muy caliente si se necesita), y debemos utilizar algo de vapor para humedecer la prenda y que le salgan mejor las arrugas.

4. Rayón.

La plancha debe estar templada a baja temperatura y podemos dar varias pasadas rápidas.

5. Poliéster

Plancha templada, a temperatura media, procurando dar pocas pasadas.

6. Nylon y otras fibras acrílicas.

Utilizar la plancha templada (a temperatura baja, o media como mucho). A más temperatura de la plancha, menos pasadas a la prenda.

Tenemos que tener en cuenta, que podemos quemar la prenda, sino ponemos la plancha a la temperatura adecuada. La mayor parte de las planchas lo indican en la ruleta de la temperatura y en el manual de instrucciones.

Aunque sin una explicación gráfica adecuada (que esperamos tener en un futuro) es difícil hacerlo, vamos a dar unas pautas de planchado de las principales prendas:

Las Camisas

Las debemos empezar a planchar por los puños, luego continuamos por las mangas, los cuellos y el canesú (pieza superior de la camisa o blusa a la que se pegan el cuello, las mangas y el resto de la prenda). A continuación, seguimos por la espalda y por último la pechera (parte delantera del pecho).

2. Los pantalones y faldas.

Se empieza primero por el revés y luego por el derecho con un trapo húmedo para que no salgan brillos. Es mejor empezar por la parte alta o de la cintura. Si los pantalones tienen raya, debemos enfrentar las costuras de las perneras, extenderlas y marcar las líneas de los extremos. Tenemos que procurar en todo momento, no hacer arrugas al planchar.

3. Polos y jerséis.

Los colocamos en la tabla de planchar (o en una mesa con una manta debajo) en su forma original y se planchan suavemente para no de-formarlos.

Algunos trucos, para evitar quemaduras y otros “pequeños” desastres:

1.- Botones

Para evitar quemar los botones los puede tapar con un dedal (metálico o de cerámica) y si son grandes, los puede tapar con una cuchara y planchar alrededor de ellos

2. Costuras y dobladillos.

Lo mejor es plancharlas, primero del revés y luego del derecho.

3. Cuellos.

Primero por dentro y luego por fuera, de las puntas hacia adentro.

4. Puños.

Primero por el revés, del extremo a la costura, luego por el derecho.

5. Tablas.

Primero por el revés, de la pretina al dobladillo, luego por el derecho.

Cuando tenga que planchar bordados, procure que estén del revés, y aplíqueles sólo la punta de la plancha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s